Connect with us

Decoración

4 formas para limpiar sin esfuerzo los fogones de la cocina

La grasa y suciedad que se produce al cocinar no se elimina por arte de magia, pero te será mucho más fácil limpiar los fogones de la cocina si sigues estos consejos paso a paso.

A continuación, podrás elegir entre 4 formas para limpiar los fogones de tu cocina y dejarlos como nuevos.

1ª.- CON AGUA Y JABÓN PARA LAVAVAJILLAS

Una de las formas más sencillas para limpiar los fogones es frotando las piezas con un estropajo, agua y jabón para el lavavajillas o polvos limpiadores. Resulta importante que después de este proceso los quemadores se sequen bien con un paño y no se quede ningún orificio mojado o con restos de producto. En este último caso se pueden desatascar con una aguja fina antes de volver a colocarlos tal y como estaban al principio.

2ª.- CON PRODUCTO PARA LIMPIAR HORNOS

Un buen truco para dejar los fogones relucientes es utilizar un producto para la limpieza de los hornos, ya que despega la grasa con una rapidez asombrosa. Para ello, se deben seguir estos pasos:

  1. Desmontar los quemadores y colocarlos sobre papel de periódico para evitar ensuciar la superficie.
  2. Rociar una buena cantidad de producto limpiahornos.
  3. Esperar a que el producto haga su efecto.
  4. Frotar con un estropajo de aluminio y la grasa se desprenderá fácilmente.
  5. Enjuagar, secar y volver a montar.

3ª.- CON AGUA, VINAGRE Y BICARBONATO

Si buscas una solución económica y ecológica para limpiar los fogones, el agua, el vinagre y el bicarbonato son los ingredientes que necesitas. Para ello, solo tendrás que seguir estos pasos:

  1. Llenar un recipiente con agua caliente y añadir un poco de vinagre.
  2. Meter los quemadores dentro y dejar reposar varias horas.
  3. Una vez pasado el tiempo, cubrirlos con bicarbonato y frotar con un estropajo de aluminio.
  4. Enjuagar y secar bien con un paño limpio al terminar para que no queden residuos.

4ª.- ENCERRADOS EN AMONIACO

Necesitaremos una bolsa para congelados o tipo ZIP y tres cucharadas de amoníaco. Se introducirán los quemadores sucios en el interior de la bolsa con el amoníaco y se cerrará herméticamente. Déjalos en su interior 12 horas o toda la noche y transcurrido este tiempo, abre la bolsa en un lugar ventilado.

A continuación, tan solo tendrás que lavar los quemadores con agua y lavavajillas para que la suciedad se desprenda fácilmente y sin tener que sudar con el estropajo.

Advertisement

Fuente y creditos:bricoydeco.com

TE PUEDE INTERESAR:

Advertisement
Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Advertisement
Advertisement
Advertisement
Advertisement
Advertisement

Facebook

Advertisement
Advertisement
Advertisement
Advertisement
Advertisement
Advertisement