Connect with us

Tutoriales

Base maquillaje ( curso maquillaje )

La Base


En primer lugar, debes saber que existen tres tipos de base:

  • Líquida
  • Oleosa o en crema
  • Compacta

Para saber qué tipo de base debes aplicar, deberás tener en cuenta el tipo piel:

Si la piel es NORMAL, deberás usar una base líquida.

Si la piel es SECA, deberás usar una base oleosa o en crema.




Si la piel es GRASA, deberás usar una base libre de aceite (por lo general la líquidas y las compactas tienen un bajo porcentaje de aceite).

Advertisement

En caso de que la piel sea sensible, es necesario asegurarse de que la base que se usará sea hipoalergénica.

La base resulta sumamente importante dentro del maquillaje, ya que es el primer producto que se aplica. La función principal que debe cumplir la base es emparejar el tono de la piel y cubrir lo mejor posible todas las imperfecciones.

Ya que la función de la base es emparejar el tono de piel, debes cerciorarte de que el color de la base que usarás es el más cercano posible al tono de tu piel o al de la piel de la persona a la que se la aplicarás.




Si encuentras mucha dificultad en encontrar una tonalidad parecida, tienes la opción de mezclar dos o más tonos (siempre del mismo tipo de base), hasta obtener el color deseado.
Una buena forma de saber si el color de la base es el más adecuado es probarla primero en la mano.

Advertisement

Forma de aplicación





Una vez que te hayas cerciorado de que cuentas con el color de base más adecuado, ya puedes proceder a su aplicación.
Debes aplicar la base realizado pequeños “toques” o puntos, empezando por la frente y terminando por el cuello.

Luego, deberás proceder a expandir los puntos de base aplicados de arriba hacia abajo, de preferencia con el dedo anular, ya que este es el dedo más ligero.

Una vez que has terminado de expandir la base, empieza a





difuminar uniformemente por todo el rostro. Para realizar este paso deberás hacer uso de una brocha o pincel de tamaño mediano.

El Corrector

El corrector es el segundo producto que debemos aplicar en una sesión de maquillaje profesional.

Advertisement




Su función es disimular y mejorar la apariencia de algunas zonas específicas del rostro, como las ojeras, las manchas oscuras y las huellas producidas por el acné.

Existen distintos tipos de presentación:

  • En crema.
  • En aplicador.
  • En lápiz, puede ser de punta delgada o gruesa.
  • En barra (presentación muy similar a la del lápiz labial).La elección del color del corrector está directamente relacionada con la elección del color de la base, pues la regla es que el corrector SIEMPRE debe ser un tono más claro que la base.
    Forma de aplicación
    La forma de aplicación del corrector dependerá en gran medida de la presentación del corrector que se esté usando. Lo más recomendable es usar correctores con aplicador o en barra, ya que resultan mucho más fáciles de manipular.
    Debes distribuir el corrector con el aplicador o un pincel pequeño por las zonas que deseas disimular.

Para lograr que el corrector se absorba correctamente, debes difuminarlo con la yema de los dedos y luego dar suaves toques alrededor de la zona de interés.
Perfecto, ahora ya sabes cómo aplicar el corrector. si las ojeras son muy oscuras, puedes retirar el exceso con un tissue o esponjita de látex y luego proceder a aplicar una capa más de corrector.

Los Polvos

Una vez que se ha aplicado correctamente la base y el corrector, se debe proceder al último paso para brindar uniformidad y tersura al rostro: la aplicación de los polvos.
Básicamente, existen dos tipos:



Advertisement

Polvos sueltos o volátiles.
Polvos compactos.
La elección dependerá del tipo de piel que se tenga; si la piel es NORMAL O SECA, lo más adecuado es usar los polvos compactos, si es MIXTA O GRASA, lo ideal es usar los polvos sueltos
La aplicación de los polvos en un maquillaje profesional es un paso importantísimo, ya que estos fijan el maquillaje y eliminan el brillo.
El color de los polvos
Se debe elegir un color igual o similar al de la base. También se tiene la posibilidad de usar polvos traslúcidos, que igualmente fijan el maquillaje y eliminar el brillo, pero no aportan ningún color.

Para aplicar los polvos, debes dejar pasar entre tres y cuatro para que la base y el corrector se terminen de fijar. Luego, debes aplicarlos sobre el rostro con movimientos suaves y uniformes.

Debes aplicar una capa relativamente gruesa y difuminar los polvos hasta que no quede rastro de ellos en el rostro.
Ahora el rostro ya está completamente listo para empezar a aplicar los demás productos que le brindarán color y belleza.
Tip: para guiarte correctamente en la aplicación puede dibujar un Tres (3) a ambos lados de la cara con la esponja o brocha.

Las Cejas

Las cejas son un elemento muy importante para resaltar la mirada, no basta con que estén depiladas, también es necesario arreglarlas y resaltarlas mediante el maquillaje. Por eso, comenzaremos por ellas el trabajo de embellecimiento de los ojos.
Lo primero que tienes que saber es reconocer los tres puntos claves de la ceja: dónde debería comenzar, dónde debería arquearse y dónde debería terminar.
Para calcular esto sostén la brocha o el delineador que usarás de forma vertical, apóyalo sobre un lado de la nariz y apuntalo hacia el lado interno del ojo, luego apuntalo hacia la mitad del ojo y luego hacia el lado izquierdo del ojo.

Una vez que has identificado correctamente los puntos clave, procede a intensificar y modificar las cejas repasando una pequeña brocha en la misma dirección del nacimiento del vello.
Puedes untar la brocha con sombras para emparejar el color. Asegúrate de utilizar un color que sea similar al color original del cabello o ligeramente más claro.

Las Sombras

Advertisement

Los ojos se consideran como la parte más importante del rostro, lo que más llama atención.





Precisamente, son las sombras las que tienen la función de realzar y embellecer los ojos, por ello saber cómo aplicarlas será determinante para lograr el efecto deseado con el maquillaje.
El color de las sombras deberá elegirse siempre de acuerdo la ocasión, buscando generar combinación y armonía con los colores de la vestimenta.
Pueden usarse combinaciones de dos hasta cuatro colores.
Generalmente, se debe elegir un color cercano al tono de la piel y luego, de un dúo de sombras de la misma gama, un color intermedio y otro oscuro.
Primero, con una brocha redonda, aplicas la sombra color piel, o un tono claro, en toda la superficie del párpado superior (hasta el hueso de la ceja).

Delinear contorno del párpado móvil.

Luego, delinear todo el contorno del párpado móvil con el color más oscuro.
Para lograr el efecto que apreciarás en la modelo debes aplicar la sombra de tal manera que la zona exterior quede más gruesa y la zona interior mucho más delgada.

En este punto debes detenerte a mirar cómo ha quedado difuminado el color.
Luego de observar, procede a corregir las imperfecciones o rellenar las zonas que faltan.
Deberás aprovechar esta segunda “pasada” para remarcar aún más el color oscuro en la zona exterior.

Una vez que has terminado con el contorno del párpado móvil, deberás ocuparte del centro, es decir, de la parte que dejaste sin sombra. Para lograr un contraste adecuado, deberás utilizar un tono medio o este caso, se utilizó el mismo tono utilizado para cubrir toda la superficie del párpado.

Advertisement

Finalmente, vuelve a aplicar la sombra clara en el hueso o arco de la ceja, para lograr un efecto iluminador.
Como puedes ver, en el caso de la modelo se usaron solo dos tonos de sombras; la más oscura en el contorno del párpado móvil, y la más clara en el centro del párpado y en el arco de la ceja.Por supuesto, de acuerdo a la ocasión, se pueden hacer más combinaciones de colores, pero lo ideal siempre es aplicar los tonos más oscuros en el contorno del párpado móvil y los más claros o coloridos en el centro del párpado y en el arco de la ceja.
ejemplo, si se deciden usar tres tonos de sombra la forma ideal de aplicarlos sería:

  • Un color beige en el hueso debajo de la ceja.
  • Un color dorado oscuro en el contorno del párpado móvil.
  • Un color metálico en el centro del párpado.

Tip:
también puedes usar un pincel para difuminar mejor los colores.

El Delineador de ojos

El delineador de ojos ayuda enormemente a resaltar la mirada


y a disimular algunos las

imperfecciones de los ojos. De acuerdo a como se aplique, puede suavizar o endurecer la mirada.
Tipos de delineador de ojos:

Existen distintos tipos de delineador, pero los que más se usan en el maquillaje profesional son:

Advertisement
  • En lápiz
  • Líquido

Elegir qué tipo de delineador usar depende del efecto que se quiera lograr. El delineador en lápiz brinda una mirada suave y firme, mientras que el delineador líquido puede ayudarnos a lograr una mirada mucho más intensa
Forma de aplicación .Para aplicar correctamente el delineador de ojos, primero tienes que dibujar la línea del párpado superior, exactamente encima de las pestañas, comenzando desde la parte del ojo que se encuentra más cercana a la nariz hacia afuera.

Puedes utilizar la mano que tienes libre para estirar el párpado, de este modo la aplicación será más fácil.

Luego, puedes proceder a dibujar la línea del párpado inferior.

Debes aplicar el delineador en el párpado inferior en el sentido contrario, comenzando por la zona exterior y terminando por la interior.

Los ojos deben estar entreabiertos, mirando hacia arriba.

Eso es todo, ahora los ojos han quedado perfectamente delineados.

Advertisement


Tip: si usas delineador en lápiz, no hagas toda la aplicación de una sola vez, hazla en trazos cortos. Si quieres puedes difuminar y/o extender el trazo con la ayuda de una hisopo o una esponjita de látex.

Máscara de pestañas o rimel

La máscara de pestañas es un producto básico para darle el “toque” final al proceso de maquillaje de ojos. Es muy fácil de utilizar, y sus resultados pueden ser asombrosos.
Tipos de máscara de pestañas
Existen distintos tipos de máscara de pestañas: para alargar las pestañas, para rizarlas, para darles mayor volumen, a prueba de agua, solubles, etc. Para saber qué tipo debes escoger, hay que tener en consideración el tipo de pestañas:

  • Pestañas delgadas: máscara de pestañas para dar volumen.
  • Pestañas cortas: máscara de pestañas para alargar.
  • Pestañas largas: máscara de pestañas para rizar.

Existen también distintos tonos





de máscara de pestañas (negro, marrón, azul, transparente, etc.); sin embargo, dentro del ámbito del maquillaje profesional la regla general es que el color el máscara de pestañas siempre debe ser del mismo color que el delineador de ojos.
Otro aspecto a considerar es la elección de una máscara de pestañas soluble o a prueba de agua. Sin duda, lo más adecuado en una sesión de maquillaje profesional es usar una máscara de pestañas a prueba de agua.
Si deseas, puedes utilizar un rizador para curvar las pestañas antes de aplicar la  máscara de pestañas.

Forma de aplicación

Una vez que has elegido el tipo de máscara de pestañas más adecuado, puedes proceder a realizar la aplicación. La mejor forma de hacerlo es de la raíz a punta, del extremo del ojo hacia el nacimiento de las pestañas.

Después de esta aplicación debes esperar entre dos y tres minutos para que la máscara de pestañas se seque correctamente. Si lo consideras necesario, puedes realizar más aplicaciones hasta conseguir el efecto exacto que estás buscando.

Advertisement

Si manchaste alguna zona del rostro, puedes limpiarla utilizando un algodón ligeramente humedecido con loción tónica.

¡Listo! Con este último paso, ya terminaste con la zona de los ojos.

Tip: si deseas resaltar las pestañas inferiores, hazlo de forma muy suave, utilizando tan solo la punta del cepillo en sentido diagonal, con la cantidad de producto que haya quedado en este luego de la aplicación a las pestañas superiores.

El Rubor – Diferentes maneras de aplicarl

El rubor es uno de los últimos pasos claves que hay que aplicar en el rostro para lograr una exitosa sesión de maquillaje profesional.
Saber aplicarlo adecuadamente es muy importante, ya que su función principal es brindar color y ayudar a definir la estructura del rostro.
Para saber en qué zonas es más conveniente aplicar el rubor, es necesario en primer lugar identificar la forma del rostro (o la que más se acerque).


Redondo.
Siguiendo el hueso del pómulo en sentido diagonal y luego en la base de la barbilla.

Advertisement

Cuadrado.

Rozando el hueso del pómulo, en sentido horizontal y luego en las zonas laterales del mentón.

Alargado.




Sobre los pómulos en forma diagonal  y en la base de la barbilla.

Triangular. Sobre los pómulos en forma diagonal, en la base de la barbilla, en los lados laterales del mentón y a la altura de la sien.

En este caso la modelo, tiene el rostro en forma triangular, por lo que se le aplicó rubor en la zona





de los pómulos, la barbilla, el mentón y la sien, siguiendo siempre movimientos circulares.

El Rubor – Aplicación

Las brochas ideales para aplicar el rubor son las de grosor medio. Deben tener el mango largo, para poder tener movimientos más amplios.

Advertisement

Como puedes ver, se trata de un paso bastante sencillo, solo es necesario tener siempre en consideración los puntos donde se debe aplicar el rubor.

Tip: puedes poner la palma de la mano como si fuera la paleta de un pintor para quitar del pincel el exceso de polvo, evitando así que se formen capas que podrían recargar el maquillaje.

Maquillaje de Labios





Maquillar los labios es un proceso esencial dentro de una sesión de maquillaje profesional, ya que al ser los labios una parte móvil del rostro, al igual que los ojos, captan mucho la atención.
De nada sirve un rostro impecablemente maquillado si los labios están mal delineados o descoloridos.
Para hacer un correcto maquillaje de labios necesitamos dos productos básicos:

  • Delineador de labios
  • Labial

Tipos de delineador de labios

Generalmente, los delineadores de labios se presentan en forma de lápiz. El grosor del lápiz puede variar, pero lo más común es que sea delgado. También es posible hallar lápices gruesos; sin embargo, estos sirven más que nada para rellenar, y no brindan





la precisión necesaria que ofrecen los lápices delgados.Otro aspecto importante que debes decidir es si quieres un delineador de labios automático o manual. La ventaja del automático es que solo necesitas girarlo para que se renueve la punta, mientras que al manual vas a tener que tajarlo cada vez que la punta se desgaste.Por último, tendrás que considerar también las distintas fórmulas que presentan los delineadores labiales.Si buscas una definición suave, deberás elegir una fórmula cremosa, de fácil deslizamiento; si, por el contrario, requieres una definición más precisa, deberás elegir una fórmula más consistente, que te permita lograr un efecto más definido.El color
Existe una gran variedad de colores de delineadores labiales. Para saber cómo elegir el más adecuado tienes que considerar tanto el tono original de los labios como el del lápiz labial que usarás.
Mientras menos se note el delineador, mejor, por ello siempre debes inclinarte por los tonos claros o neutrales, considerando siempre el color de la piel y del maquillaje.Forma de aplicación .Para aplicar correctamente el delineador de labios debes tener en cuenta la forma de los labios y el efecto que quieres lograr.Si lo que quieres es hacer los labios más delgados, conviene que cubras los bordes (un milímetro hacia adentro) con base o polvos compactos y luego pases el delineador. Si, por el contrario, quieres engrosar los labios, usa un delineador de color natural y empieza a delinear un milímetro hacia arriba de cada borde.En caso de que quieras mantener el grosor original de los labios, solo debes pasar el delineador considerando los borde originales. En cualquier caso, siempre debes seguir el contorno de los labios.

Advertisement
Tipos de Labia Existen distintos tipos y presentaciones de labial, los cuales es necesario conocer para poder hacer una elección correcta.
  • Los labiales en bálsamo son para un público femenino juvenil, básicamente aportan hidratación.
  • Los labiales en marcador presentan una textura seca, y son ideales para remarcar el color natural de los labios.
  • Los labiales en brillo aportan humectación y una agradable sensación de suavidad.
  • Los labiales en gel son muy parecidos a los labiales en brillo, solo que además del brillo aportan interesantes coloraciones.
  • Los labiales en lápiz son los de uso más extendido. Resultan muy convenientes, ya que presentan una consistencia cremosa, brindan hidratación, suelen ser de larga duración, son fáciles de aplicar y fáciles de llevar para realizar cualquier retoque necesario. Por otro lado, es la presentación que más variedad de colores presenta.
  • Colores y texturas Sin duda, también es importante tener en cuenta la correcta elección de la textura y el color del labial.
    • Una textura cremosa no aporta brillo ni mucha humectación, pero es ideal cuando se quiere lograr que los labios se vean más voluminosos.
    • Los labiales de tono mate tampoco aportan brillo, pero tienen una excelente capacidad de fijación.
    • Los tonos perlados aportan un brillo moderado y resaltan los labios; son ideales para usar en ocasiones de fiesta.
    • Los tonos brillantes, además de aportar brillo claro está, destacan los labios de manera muy efectiva, brindando suavidad y un toque de frescura.  Son ideales para los labios delgados.
    Si la ocasión lo requiere, cualquier que sea el tono o la textura que se elija, pueden usarse labiales de larga duración. Forma de aplicación: Lo más recomendable a la hora de aplicar el labial es usar un pincel o aplicador. Debes realizar la aplicación desde el centro hacia afuera, primero el labio inferior y luego el superior.

    No es necesario que repases el aplicador una y otra vez, lo ideal es aplicarlo en capas delgadas, ya que esto posibilita una aplicación mucho más precisa.
    ¡Listo! Así de fácil es lograr unos labios perfectos.


    Tip: también puedes combinar y sobreponer distintos tonos de labial para llegar al color ideal.

    Los Polvos Iluminadores

    Los polvos iluminadores son, como su nombre lo indica, los encargados de brindarle la iluminación perfecta al rostro, de resaltar las partes más favorecedoras, en suma, de brindar ese “toque” de luz que todo rostro debe tener después de una sesión de maquillaje profesional.
    Tipos de polvo iluminador
    Los polvos iluminadores pueden hallarse en dos presentaciones:

    • Compactos
    • Sueltos

    También pueden hallarse en distintos tonos, los más comunes son los plateados, dorados y nacarados. El color deberá elegirse de acuerdo a los colores que se han usado en el maquillaje. Los polvos iluminadores plateados suelen ser bastante utilizados en el maquillaje profesional, ya que es el tono más neutro y favorecedor.
    Forma de aplicación:
    La forma de aplicación de los polvos iluminadores dependerá de la presentación que se esté utilizando. Sin son sueltos, deberán aplicarse con una brocha gruesa; si son compactos, deberán aplicarse con la esponja que traen.
    Deberás aplicar los polvos iluminadores en los pómulos, encima de los pómulos, a la altura de la sien, en la frente y en la barbilla (esto puede variar, teniendo siempre en cuenta las zonas más y menos favorecedoras del rostro que se está maquillando).

    Sellar el maquillaje

    Bien, este es el último paso que tenemos que dar para lograr un acabado perfecto: sellar el maquillaje.
    Para hacer esto, tendremos como principales aliados a los polvos traslúcidos.
    Podemos usar cualquier de las dos presentaciones (sueltos o compactos), lo importante es tener en cuenta el tipo de cutis y aplicarlos de la manera correcta.
    Si el cutis es NORMAL O SECO, lo ideal es aplicar polvos compactos; si es MIXTO O GRASO lo más recomendable es usar los polvos sueltos.
    Debemos tomar en cuenta que las personas que usan lentes de contacto no deben maquillarse nunca con polvos sueltos, ya que si estos llegan a ingresar a los ojos producirán un lagrimeo que correrá el maquillaje.
    Forma de aplicación:

    Debes utilizar la esponja o brocha para realizar suaves aplicaciones alrededor del rostro, especialmente en las zonas que suelen ser más problemáticas: la nariz, la frente, los pómulos y la barbilla, así como en la sien.

    ¡Felicitaciones! Esta ha sido la última lección! Con ella has concluido exitosamente este curso de maquillaje.
    Te aseguramos que si sigues al pie de la letra todos los pasos, indicaciones, consejos y trucos que te hemos brindado aquí podrás realizar perfectamente cuantas sesiones de maquillaje profesional quieras, logrando cambios verdaderamente sorprendentes, tal como el que te presentamos aquí, donde se logró el objetivo principal de todo maquillaje profesional: resaltar y embellecer las partes más bellas y llamativas del rostro y disimular las menos favorecedoras.

    Advertisement
    Advertisement
    Click to comment

    Leave a Reply

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

    Advertisement
    Advertisement
    Advertisement
    Advertisement
    Advertisement

    Facebook

    Advertisement
    Advertisement
    Advertisement
    Advertisement
    Advertisement
    Advertisement