Connect with us

Entertainment

Celebra su aniversario Nº70 poniéndose su vestido de novia otra vez

aniversario

Muy pocas personas tienen la suerte de poder encontrar el amor de su vida a los 16 años y poder contar su historia de amor tantos años después. Nancy Lubbers y Melvin son dos personas que pueden hacerlo y hoy celebran sus 70 años juntos.




Ellos se conocieron en 1952 siendo muy jóvenes, en una pista de patinaje. En ese entonces Nancy Lubbers tenía 16 años y Melvin 20. La química fue instantánea y un año más tarde se casaron.

Lamentablemente, la pareja originaria de Dakota del Sur, no tuvo luna de miel luego de su casamiento a causa de la Guerra con Corea. En aquel entonces, tuvieron que permanecer 8 meses separados cuando a Melvin lo llamaron para ingresar al ejército.

Cuando Melvin volvió de la guerra, ambos comenzaron a formar su familia. En aquel entonces, ella trabajaba en una tienda de comestibles y él como vendedor. Además, mantenían una granja en sus tiempos libres.

Fruto de su relación, Nancy y Melvin tuvieron 5 hijos, 12 nietos, 21 bisnietos y una vida llena de recuerdos y de anécdotas para contar. Setenta años más tarde, la promesa de sus votos sigue intacta como el primer día.

Para celebrar su aniversario nº 70, quisieron hacer algo diferente y sorprender a todos. Para ello, aprovecharon el talento de Ana, su nieta más pequeña que trabaja como fotógrafa profesional en bodas

Advertisement

En el jardín de su casa, Nancy y Melvin se vistieron para la ocasión y organizaron una sesión de fotos. Ella volvió a utilizar su vestido de casamiento y él su traje del ejército de la Guerra de Corea.

“Mis abuelos solo tienen un par de fotos del día de su boda. Se me ocurrió la idea de tomar fotos de la abuela con su vestido. Luego mi mamá, Melissa, encontró el traje del Ejército de la Guerra de Corea del abuelo para que lo usara.”

De la misma manera que dieron el sí hace más de 7 décadas atrás, Melvin y Nancy posaron tan enamorados como siempre. Ahora tienen un recuerdo más que atesorar desde el día que se conocieron.

“Mi vestido era algo especial y me encantaba, así que lo preservé y lo conservé todos estos años. Se sintió muy bien usarlo de nuevo y nos divertimos recordando nuestra boda.”

En una entrevista con la revista People, Nancy contó que compró su vestido por 35 dólares aproximadamente y su velo por otros 15 dólares más. Luego, cuando le preguntaron que se sentía al ponerse su vestido de novia nuevamente, la mujer respondió que fue un honor para ella que todavía lo pudiera usar.

Advertisement

A lo largo de los años, muchos les preguntaron cuál era su “formula mágica” para ser tan feliz y poder pasar tantos años al lado de la misma persona. Ambos coinciden que el respeto es uno de los pilares fundamentales en una relación. Además, Melvin agregó: “No siempre estarás de acuerdo, a veces tienes un desacuerdo, pero cuando tienes uno de esos, te sientas y hablas al respecto. Encuentras una respuesta y, una vez que se resuelve, no lo vuelves a mencionar. Respétense siempre, incluso cuando no estén de acuerdo. Simplemente haz lo mejor de tu vida.”

No cabe la menor duda de que Nancy y Melvin son un ejemplo de que el amor existe y que los finales felices no son solo ficción. Ojala todos podamos encontrar a nuestra alma gemela y poder escribir juntos una hermosa historia de amor.

Advertisement
Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Advertisement
Advertisement
Advertisement
Advertisement
Advertisement

Facebook

Advertisement
Advertisement
Advertisement
Advertisement
Advertisement
Advertisement